El Santo Rosario
¡Orad, orad, orad!
19/04/1984 - 24/05/1984 - 21/06/1984 - 15/11/1984 - 28/03/1985 - 21/08/1986 - 25/08/1989 - 25/10/1989 - 25/10/1991 - 25/09/1992 - 25/03/1993 - 25/05/1993 - 25/02/1994 - 25/09/1994 - 25/06/1997 - 25/09/1997 - 25/10/1997 - 25/11/1997 - 25/08/1998 - 25/11/1998 - 25/12/1998 - 25/10/1999 - 25/07/2000 - 25/10/2000 - 25/02/2001 - 25/10/2001 - 25/08/2002 - 25/12/2002 - 25/08/2003 - 25/09/2004 - 25/08/2005 - 25/11/2005 - 25/08/2006 - 25/11/2006 - 25/04/2009 - 25/08/2009 - 25/08/2010 - 25/02/2013 - 25/03/2013 - 25/12/2013 - 25/01/2014 - 25/06/2014 - 25/08/2014
Rezad el Rosario cada día (1981)
back

Nuestra Seņora de MedjugorjePalabras de Nuestra Seņora de Medjugorje

14 de agosto de 1984

Quisiera que la gente rezara conmigo en estos días. Y lo más posible! Que ayunara estrictamente los miércoles y los viernes; que rezara cada día al menos el Rosario: los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos.

27 de septiembre de 1984

Pido a las familias de la parroquia que recen el Rosario en familia.

25 de junio de 1985

A la pregunta de Marija Pavlovic: "¿Virgen, qué deseas decirles a los sacerdotes?" la Virgen respondió así:
"Os invito a invitar a todos al rezo del Rosario. Con el Rosario venceréis todas las dificultades que Satanás ahora quiere causar a la Iglesia Católica! Rezad el Rosario, todos los sacerdotes! Dedicad tiempo al Rosario!"

8 de agosto de 1985

¡Queridos hijos! Hoy os invito a afrontar, particularmente ahora, a Satanás por medio de la oración. Satanás quiere actuar más ahora que sabéis que actua. Queridos hijos, poneos el equipo de batalla y vencedlo con el Rosario en la mano! Gracias por haber respondido a mi llamada.

12 de junio de 1986

¡Queridos hijos! Hoy os invito a comenzar a rezar el Rosario con fe viva. Así yo podré ayudaros. Vosotros, queridos hijos, deseáis recibir gracias, pero no rezáis. Yo no puedo ayudaros, porque vosotros no deseáis moveros. Queridos hijos, os invito a rezar el Rosario. Que el Rosario sea para vosotros un compromiso a cumplir con alegría. Así entenderéis por qué estoy desde hace tanto tiempo con vosotros. Deseo enseñaros a rezar. Gracias por haber respondido a mi llamada.

25 de febrero de 1988

Que el Rosario esté siempre en vuestras manos como signo para Satanás de que vosotros me pertenecéis a mí.

25 de enero de 1991

¡Queridos hijos! Hoy, como nunca antes, os invito a la oración. Que vuestra oración sea oración por la paz. Satanás es fuerte y quiere destruir no sólo las vidas humanas, sino también la naturaleza y el planeta en el que vivís. Por eso, queridos hijos, rezad para protegeros a través de la oración con la bendición de Dios de la paz. Dios me ha enviado entre vosotros para que yo os ayude. Si lo queréis, ¡acoged el Rosario! Ya el solo Rosario puede hacer milagros en el mundo y en vuestras vidas. Yo os bendigo y me quedo con vosotros hasta que Dios lo quiera. Gracias porque no traicionaréis mi presencia aquí y gracias porque vuestra respuesta sirve al bien y a la paz. Gracias por haber respondido a mi llamada.

25 de agosto de 1997

Invito a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas a rezar el Rosario y a enseñar a los demás a rezar. El Rosario, hijitos, me es particularmente querido. Mediante el Rosario abridme vuestro corazón y puedo ayudaros.

25 de abril de 2001

¡Queridos hijos! También hoy os invito a la oración. Hijitos, la oración hace milagros. Cuando estéis cansados y enfermos y no sepáis cuál es el sentido de vuestra vida, tomad el Rosario y rezad, rezad hasta que la oración se vuelva para vosotros un encuentro gozoso con vuestro Salvador. Estoy con vosotros e intercedo y ruego por vosotros hijitos. Gracias por haber respondido a mi llamada.